Junker Ju 87B ‘Stupido’

Vista lateral del Ju 87A con el numeral identificador 29-4 (©):Los Stukas de la Legión Cóndor en España. Fuerza Aérea nº 9 , Juan Antonio Guerrero

El Junkers Ju 87 fue un bombardero en picado (en alemán Sturzkampfflugzeug) empleado por la Luftwaffe durante la II Guerra Mundial, fácilmente reconocible por sus alas de gaviota invertida y su tren de aterrizaje fijo.

Desarrollo

Su diseño y construcción se inició durante el periodo de re activación de las fuerzas armadas alemanas tras su desmantelamiento después de la derrota de la Primera Guerra Mundial.

La técnica del bombardeo en picado ya era familiar en la I Guerra Mundial, pero no existió ningún avión diseñado específicamente para esta misión hasta los años veinte. Uno de los primeros fue el Junkers K 47, del que volaron dos ejemplares en 1928 con motores Bristol Jupiter, y otros doce con motor Pratt & Whitney Hornet fueron vendidos a China. Con ellos se llevaron a cabo intensas experiencias, demostrándose que el picado a 90º era el más preciso, aunque exigía del concurso de un avión robusto y un piloto decidido, más un indicador de ángulo de picado.

Muchos de los que más tarde serían dirigentes de la Luftwaffe de Hitler quedaron convencidos de que el bombardeo en picado debía ser el arma principal de una fuerza aérea dedicada al apoyo cercano de las tropas terrestres. Cuando se planificaron los nuevos aviones de combate de la Luftwaffe, en 1933, se adoptó provisionalmente para esta función un elegante biplano, el Henschel Hs 123, mientras Junkers tabajaba intensamente para poner a punto el Stuka definitivo.

El equipo de diseño, dirigido por Hermann Pohlmann, adoptó inicialmente la misma configuración del K 47: un monomotor monoplano de ala baja con tren de aterrizaje fijo y doble deriva. El Ju 87 difería en su construcción completamente metálica con estructura de revestimiento resistente, sin el exterior corrugado utilizado anteriormente en los aviones metálicos Junkers, y en su ala quebrada en «gaviota invertida» o W. Como en el K 47 todo el borde de fuga estaba ocupado por los flaps y alerones en «doble ala», una patente Junkers, y la tripulación se acomodaba espalda contra espalda bajo una gran cubierta acristalada.

El prototipo voló en la primavera de 1935 con un motor Rolls-Royce Kestrel de 640 caballos.

A pesar de la instalación de frenos aerodinámicos de picado en el intradós, en una de las primeras recuperaciones de la maniobra de picado, se produjo un fallo en la estructura de la cola y el avión se estrelló.

Vista lateral en tierra del Ju 87A0 29-1 con antena de radio. Este aparato fue el primer A0 en llegar a España, (©):Los Stukas de la Legión Cóndor en España. Fuerza Aerea nº 9 , Juan Antonio Guerrero

Después de un largo desarrollo, en el curso del cual se cambió el motor por otro alemán Junkers Jumo 210 Ca de 640 CV, que accionaba una hélice tripala de paso variable; y se adoptó una nueva deriva simple, el Ju 87A-1 entro en producción en serie a principios de 1937. Se fabricaron aproximadamente 200 ejemplares entre A-0, A-1 y A-2 de serie, todos con amplios carenados de pantalón en el tren de aterrizaje, y el A-2 con el más potente motor Jumo 210Da de 680 CV y hélice mejorada VDM.

Visualmente la mayor diferencia eran los carenados del tren, más reducidos y aerodinámicos, pero la diferencia clave residía en la potencia, doblada gracias al nuevo motor Jumo 211 A, que movía una ancha hélice de velocidad constante. El primer subtipo de serie, Ju 87 B-1, llevaba el Jumo 211Da de 1.200 CV, con inyección directa de combustible que lo inmunizaba contra la formación de hielo y contra las paradas súbitas en vuelo invertido o en maniobras con g negativa, dándole plena capacidad acrobática.

Perfil color del Ju 87A1 29-2 de la Legión Cóndor, detalles del emblema del carenado de las ruedas y del de las alas. (©):Ju-87 Stuka / Aero Technika Locnizka nº9/1990.

Otra importante característica era el control automático de picado, fijado por el piloto a la altura de recuperación deseada mediante un altímetro de contacto. Tras efectuar una lista de 10 acciones vitales, el piloto abría los frenos de picado de intradós, lo que inmediatamente colocaba en picado al avión, ajustando el ángulo manualmente al alinear el horizonte en una serie de líneas rojas pintadas a distintos ángulos en la cabina. Después, el piloto sólo tenía que apuntar al blanco manualmente como en un caza, utilizando los alerones para conseguir la correcta alineación con el objetivo. A menudo el ángulo era de 90º, iniciado desde lo alto con un acrobático «tonel» directamente sobre el blanco. Curiosamente, el Ju 87 era el único avión en que los 90º no parecían haber sobrepasado la vertical. Cuando la luz de aviso del altímetro se encendía, el piloto presionaba un botón sobre la palanca de mandos para la recuperación automática, normalmente a una altura de 450 m sobre el terreno. Si ésta no se producía, el piloto había de tirar hacia atrás de la palanca con todas sus fuerzas, ayudándose con una cuidadosa utilización del compensador de los timones de profundidad.

La carga usual de la serie Ju 87 era una bomba de 500 kg SC 500 en una horquilla que la extraía de su posición bajo el fuselaje para dejarla caer fuera del alcance de la hélice. La velocidad llegaba a los 550 km/h, y fue una práctica común colocar aletas (que resonaban como «sirenas») en las patas del tren —conocidas como «trompetas de Jericó»— para aterrorizar a quienes se encontrasen en las cercanías del objetivo. En misiones cercanas, podían cargarse además cuatro bombas SC50 de 50 kg bajo las alas. El piloto podía disparar dos ametralladoras MG 17 de 7,92 mm en instalación fija en las alas, justo en el ángulo del diedro, mientras que el operador de radio disponía de una MG 15 del mismo calibre en montaje móvil trasero para la autoprotección hacia arriba y detrás.

Vida operativa

Perfiles color de los Ju-87 de la Legión Cóndor 29-5 y 29-6, el primero es un A y el segundo un B1.

Hasta 12 ejemplares de distintas variantes fueron evaluados en condiciones operacionales por la Legión Cóndor durante la Guerra Civil Española; probablemente el prototipo V4 fue el primero en enviarse a finales de 1936.

El Gruppen VB/88, unidad experimental de la Legión Cóndor, recibió un total de seis Ju 87A para su evaluación en combate. Utilizados en acción al parecer en la ruptura del Cinturón de Hierro de Bilbao y en Teruel, los «Anton» fueron sustituidos en el tercer trimestre de 1938 por otros tantos Ju 87B-1, que fueron empleados principalmente en el avance nacionalista sobre la costa mediterránea y Cataluña.

Todos los Stuka del VB/88 regresaron a Alemania al término de la Guerra Civil, incluso los restos de un ejemplar derribado sobre Bujaraloz. En España, el Stuka demostró sus excelentes cualidades como bombardero en picado, alcanzando una precisión inferior a cinco metros en objetivos de punto.

Variantes

  • Junker Ju 87V4
  • Junker Ju 87A0
  • Junker Ju 87A1
  • Junker Ju 87B0
  • Junker Ju 87B1
  • Junker Ju 87B2

Especificaciones técnicas

Características generales
* Nº de identificación: 29
* Tripulación: 2 (piloto, artillero dorsal)
* Longitud: 10,40 m (A) y 11,10 m (B)
* Envergadura: 13,80 m
* Altura: 3,90 m
* Superficie alar: 31,90 m2
* Peso vacío: 2.273 kg (A) y 2.760 kg (B)
* Peso máximo de despegue: 3.324 kg (A) y 4.400 kg (B)
* Motores: 1 x Junker Jumo 210C de 471 kW (V4), 1 x Junker Jumo 210D de 530 kW (A) y 1 x Junker Jumo 210Da de 883 kW (B)
Rendimiento
* Velocidad máxima: 310 km/h y 550 km/h en ataque en picado (A) y 340 km/h y 600 km/h en ataque en picado (B)
* Alcance: 800 km (A) y 600 km (B)
* Techo del servicio: 9.430 m (A) y 8.100 m (B)
Armamento
* Armas defensivas: 1 x Rheinmetall-Borsig MG-17 en alas delanteras, 1 x Rheinmetall-Borsig MG-15 en tiro dorsal (A) y 2 x Rheinmetall-Borsig MG-17 en alas delanteras, 1 x Rheinmetall-Borsig MG-15 en tiro dorsal (B)
* Carga de bombas: 250 kg (A) y 500 kg (B)

Fuentes

El Ju 87 en la Wikipedia en español

El Ju 87 en la Wikipedia en inglés

El Ju 87 en Aviones de la Guerra Civil española